Consejos dietéticos para problemas digestivos

Si hubiera que enumerar las afecciones leves más comunes que sufre cada uno, probablemente las primeras serían los dolores de cabeza y a continuación esa inespecífica masa de problemas gastrointestinales; que bien no solemos saber catalogar y que van desde el estreñimiento, diarrea, dolores de estómago, etc. y normalmente muchos derivan de una misma causa: la irritación de la mucosa, sea gástrica o intestinal.

La causa de esta irritación puede ser desde un alimento en mal estado hasta una intolerancia alimenticia, pasando por una infección vírica o bacteriana. Normalmente diseñar un medicamento para une enfermedad obliga a determinar la causa, sus mecanismos de acción y un largo etc. en el caso de las dietas para problemas gastrointestinales se suele bastante más sencillo: debe evitar hacer trabajar al estómago, hígado e intestinos lo mínimo posible.

Esto implica la desaparición automática de grasas y también de demasiadas proteínas, obligan a segregar ácidos, y si por ejemplo se sufre de una grastritis incipiente no es recomendable. Hablando de ácidos, también suelen retirarse estos alimentos, es decir, cítricos, zumos, vinagres, etc. ¿Entonces que hay que tomar? carbohidratos, simples y complejos, es decir, azúcares y legumbre y arroces principalmente. ¿Y los lácteos? bueno, existe aun un eterno debate sobre si deben darse o no, de manera preventiva evite la leche, si un día la prueba (preferiblemente cuando no se encuentre en su peor fase) y no le causa molestias, no hay problema, si en cambio te causa ardor o dolor, mejor evitarla.

Los yogures suelen tolerarse de una manera excelente, casi de la forma que sea, aunque debe evitar los quesos en especial los grasos. Las verduras en puré tampoco no son problemáticas (cuanto más líquida la dieta, normalmente menos problemas), así como las frutas en compota. Y eso si, evite bajo cualquier circunstancia excitantes como el café, el té (y la coca-cola y demás bebidas con cafeína) y las salsas y especias e incluso la sal en exceso, nada de mostaza, pimienta, etc. si las utiliza por fuerza, deben ser en poca cantidad y habiendose asegurado antes de que no le causan molestias.


Escribe un comentario