Consejos para consumir mejor las verduras

verduras

Las verduras deben ser las reinas de este verano junto a las frutas, son ligeras, contienen mucha cantidad de agua, ricas en vitaminas y nutrientes que te brindarán de energía, pero para conseguir que éstas estén intactas tenemos que medir de qué manera las consumimos.

Por esta razón, os comentamos cuáles son las mejores formas para preparar los vegetales ya que existen multitud de maneras. Un truco es consumirlas con su color vivo original, a medida que las vamos cocinando y se va perdiendo, menos vitaminas y nutrientes quedarían en su interior.

Os traemos una serie de consejos muy útiles que quizá ya conocías o desconocías, aun así, nunca está de más un recordatorio.

Preparar las verduras antes de cocinarlas

  • Cortar los trozos de los vegetales lo más grandes posibles, porque si se pican muy finos tendrás mucha más posibilidad de que sus minerales y vitaminas se escapen.
  • Mejor no usar el pelador: para algunas hortalizas y verduras si, como es el caso de la zanahoria, pero siempre que no sea necesario, no quites la piel del calabacín o del pimiento, por ejemplo, así se mantendrán intactas.
  • Espera 10 minutos antes de consumirlas: una vez cocinadas, espera unos minutos antes de comerlas ya que algunas verduras como el brócoli o la coliflor activan más sus nutrientes.
  • Haz que respiren las verduras: en los casos como la cebolla o el ajo, es mejor que se oxigenen un poco para maximizar sus vitaminas, lo ideal es no refrigerar durante mucho tiempo las verduras, sino que estén en nuestra despensa el menor tiempo posible y que sean consumidas enseguida.

Cómo cocinar las verduras

  • Cocina al vapor: la mayoría de los alimentos resisten este tipo de cocción más que ningún otro tipo, hazte con una vaporera y disfruta de las ventajas de cocinar con vapor. Los alimentos aumentan hasta un 400% sus posibilidades en comparación al hervor, por ejemplo.
  • Cuida los tiempos: nunca cocines las verduras más de lo debido, un aspecto favorecedor de estos productos es que son frescos y cuánta más frescura mejor. Por ello, deja que se queden crujientes y casi intactos.
  • Verduras a la plancha: con la ayuda de un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra para reforzar los sabores y cocínalos a fuego lento. Aunque la opción de no añadirle ningún tipo de grasa vegetal ayudará a que mantengan sus antioxidantes.
  • No cocines demasiado las verduras: fíjate en sus colores, no hagas que cambien de tono, intenta conseguir que permanezcan casi como en su estado natural.

Por último, no dudes en añadir mucha variedad de vegetales, hortalizas y verduras a tus platos, no te quedes con uno solo. Éstos permiten ser combinados y mezclados de muchísimas maneras que hacen que cada plato sea genuino y delicioso.


Escribe un comentario