Consejos alimentarios para el verano

Amanecer

El verano es una estación muy especial, en la cual el organismo se ve sometido a necesidades nutricionales distintas a las otras estaciones, ya que se caracteriza por una mayor necesidad de líquidos, pero a parte del agua, los alimentos con mayor porcentaje acuoso son los más recomendados por los especialistas en su lucha por alejar el fantasma de la deshidratación.

Líquidos; optar por jugos naturales como el jugo de sandía, jugo de melón, batidos de manzana, batidos de mango, pepino y sopas frías de tomate, son la mejor opción, junto al agua de coco.

Tomar comidas ligeras, nutritivas y no grasas, es otro factor saludable en la estación estival, donde las ensaladas, germinados, frutas frescas, así como la cuajada es un alimento excelente para el verano, por su riqueza proteica y vitamínica bio-disponible, además de calcio, fósforo y magnesio, destacando una variedad de probióticos o bacterias saludables que favorecen los procesos digestivos a diferencia de la leche.

Los vegetales y las frutas deben componer el 70 por ciento de las comidas durante el verano, por lo cual si debe comer fuera un restorán vegetariano resultaría la mejor opción.

La deshidratación es un enemigo que puede perjudicar la salud gravemente en determinados casos particularmente, como por ejemplo en los niños, embarazadas y ancianos, que representan la franja poblacional más afectada por la posibilidad de riesgo de vida.

Para tener en cuenta; el consumo de sales minerales es muy importante, por la gran perdida de los mismos que se produce a través de la transpiración, por ello su recomposición a través de las frutas y vegetales es fundamental para proteger la salud en el verano.

Fuente: Natural Health

Foto: MF


Escribe un comentario