Conocer el organismo gracias a la impedancia corporal

Régimen

Cuando se comienza un régimen, siempre se está cargado de buenas intenciones. En realidad se tiene por objetivo una pérdida de peso importante y además en un tiempo récord. La culpa de esto la tiene los malos regímenes que nos hacen creer que se pueden perder 10 kilos en un mes sin problemas. Pero en los hechos, las cosas no son tan sencillas. Primeramente porque el organismo no reacciona siempre tan rápidamente ni tan bien como nos gustaría.

En segundo lugar, porque en un régimen, hay siempre fases que conviene saber superar para evolucionar y mantener los resultados obtenidos. Un buen régimen, además del hecho que debe establecerse en un lapso de tiempo en coherencia con la pérdida de peso deseada, debe partir de unas buenas bases.

En otras palabras, y sobretodo si el peso que se pretende perder es importante, conviene tomarse un tiempo para discutirlo con un profesional de la nutrición para saber por qué se ha aumentado de peso, cómo se puede perder, y de cuántos kilos conviene desprenderse.

Otro punto importante, conocer con precisión la constitución del propio organismo, puesto que en este campo, todos no somos iguales. Se puede ser delgado pero tener una constitución ósea pesada, o ser pesado y tener los huesos ligeros. De ahí la importancia, cuando sea necesario, de realizar un test de impedancia corporal.

Este consiste en medir, con ayuda de una máquina, la resistencia de los tejidos corporales frente a una corriente de débil intensidad (esta última casi imperceptible).


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario