Con colesterol, ¿se pueden comer huevos?

Huevos

Buena noticia, la respuesta es sí. Pero por supuesto con moderación, ¿por qué? Primeramente porque la tasa de colesterol en sangre, factor de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, depende sobretodo de su síntesis por el hígado, y sólo en menor medida, de los aportes alimenticios.

Después, porque el huevo es un alimento completo que aporta proteínas de calidad, fósforo, aminoácidos indispensables y antioxidantes.

La calidad nutricional del huevo depende en primer lugar del tipo de alimentación de la gallina, por lo tanto hay que comenzar por leer bien las etiquetas. Son preferibles las gallinas criadas al aire libre y alimentadas con piensos biológicos, concretamente semillas de lino.

La clara del huevo no contiene colesterol y sí muchas proteínas con un alto poder saciante. Se puede consumir prácticamente a voluntad, de muchas formas y es muy recomendable a la hora de hacer un régimen de adelgazamiento.

La yema contiene lípidos, colesterol (200 mg por cada 300 mg máximo recomendados al día) y un buen aporte en omega 3 y 6. Es rica en luteína, que participa en la prevención del DMLA. También aporta una buena dosis de vitaminas (D, E, K).

Muchos estudios han demostrado que el riesgo cardiovascular no se ve aumentado por el consumo regular de huevos (no más de 7 huevos a la semana), salvo para los diabéticos.

Por lo tanto, consumir tres o cuatro huevos a la semana no es malo, incluso para las personas que presentan una tasa alta de colesterol en sangre. Por supuesto, es preferible comer huevos pasados por agua, duros o pochados antes que huevos fritos.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario