Cómo y por qué practicar las sentadillas

Piernas de Hilary Duff

¿Tus muslos presentan flacidez y buscas la forma más rápida y eficaz para tonificarlos? La respuesta está en las sentadillas, un ejercicio más beneficioso que ningún otro para esta parte del cuerpo.

Si las practicas de manera regular, las sentadillas fortalecerán los músculos de tus muslos, caderas, glúteos y cuádriceps, otorgando a las piernas un aspecto mucho más definido y, en definitiva, mucho más atractivo.

¿Cómo se practican las sentadillas?

Colócate de pie con las piernas separadas y los dedos apuntando hacia el exterior. Mantén la espalda recta y la vista enfocada en un punto lo más lejano posible. A continuación, doblamos lentamente las rodillas hasta que las pantorrillas y el interior de los muslos formen un ángulo de 90 grados. Después volvemos a la posición inicial y repetimos el movimiento. Haremos unas cuantas series de entre 5 y 20 repeticiones con descansos de unos 10 segundos.

¿Por qué las sentadillas?

Las sentadillas ayudan a los músculos de la pierna a trabajar de manera más eficiente, haciendo que las actividades que forman la rutina diaria sean más sencillas de llevar a cabo. Este ejercicio también mejora la movilidad, el equilibrio y previene las lesiones, por lo que es ideal para las personas mayores. Y no nos olvidemos de la parte estética, ya que tonifican el cuerpo, dejándolo más atractivo.


Escribe un comentario