¿Cómo reducir la tasa de estrógenos?

beneficios-de-la-avena

Los estrógenos son hormonas que permiten a las mujeres quedarse embarazadas. La hormona es fabricada por los ovarios y controla la reproducción. Sin estrógenos, la reproducción sería imposible. La función de los estrógenos es la siguiente, prevenir el desarrollo de enfermedades vasculares cerebrales, ayudar al organismo a metabolizar las grasas y el colesterol, permitir a las mujeres tener una menstruación más regular.

Por consiguiente, se trata de una hormona esencial para la vida, pero, como todas las hormonas presentes en el cuerpo, cuando su tasa es demasiado alta, pone en riesgo la salud. Una tasa de estrógenos demasiado alta en el cuerpo puede conllevar un aumento de peso considerable, porque el cuerpo no está en medida de metabolizarla. Se corre el riesgo de sufrir enfermedades de la tiroides y osteoporosis. El riesgo de desarrollar un cáncer aumenta.

Si se pretende bajar la tasa de estrógenos, conviene saber que la comida es un factor muy importante para alcanzar este objetivo. Integrar fibras en el régimen alimenticio permite reducir la tasa de estrógenos en el cuerpo, porque esta hormona pasa por el hígado y luego por los intestinos. De esta forma, como las fibras mejoran el tránsito intestinal, las hormonas son eliminadas con mayor rapidez.

Además, los cereales integrales, como la avena, bloquean los estrógenos que son nocivos. Estos cereales son perfectos para que el estómago se sienta saciado mayor tiempo. De esta forma, no se siente necesidad de comer, y por lo tanto no se aumenta de peso.

También se puede bajar la tasa de estrógenos integrando el brócoli en la alimentación. Se trata de un alimento diurético que impide la formación de toxinas.

Esta función protectora permite igualmente controlar directamente la producción de estrógenos, porque contiene vitamina B1 y vitamina E que aumentan la tasa de testosterona y producen antioxidantes.

Los frutos rojos son igualmente adaptados para bajar la tasa de estrógenos porque son ricos en betacaroteno, una sustancia que ayuda al cuerpo a fabricar la vitamina A. Los componentes carotenoides de estos frutos ayudan a reducir el crecimiento de las células mamarias que pueden sufrir un tumor y que son receptores de estrógenos. Por consiguiente, integrar alimentos ricos en betacaroteno en la alimentación diaria reduce el riesgo de sufrir un cáncer de mama.


Categorías

Salud

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario