¿Cómo recuperarse y dormir bien después de una noche de trabajo?

sofa-cama

Cuando se trabaja de noche, se desaconseja consumir estimulantes después de las 3 de la mañana, porque el metabolismo tarda unas 4 horas en metabolizarlos. Bajo los efectos de los estimulantes, es imposible dormir con un sueño recuperador. Los ejemplos de estimulantes son el café, el té, la soda, las bebidas energizantes.

La digestión favorece el adormecimiento. Después de haber comido, el aparato digestivo trabaja y quema energía, por eso la sensación de cansancio. Por lo tanto se recomienda tomar un desayuno antes de ir a la cama. También conviene beber lo suficiente para refrescarse.

Ejemplo de un desayuno sano, pan o cereales, leche o yogur, fruta o zumos de fruta.

Se trata de crear un entorno propicio al sueño profundo. La oscuridad de la habitación debe ser máxima, porque favorece la secreción de melatonina a través de la glándula pineal, esencial para un sueño reparador. La tranquilidad influye directamente sobre la calidad del sueño. Se debe intentar dormir en una habitación bien aislada.

Dormir y recuperarse por la mañana y no al mediodía. Los niveles de melatonina son más altos por la mañana, mientras que los niveles de cortisol son más débiles. Lo contrario ocurre al mediodía. Se deben dormir al menos 7 horas seguidas. Si no podéis dormir por la mañana tanto tiempo, conviene hacer una siesta al mediodía.

Si no se consigue recuperarse se puede optar por métodos de relajación, baños o duchas frías, yoga, acupuntura, fitoterapia, homeopatía. Como último recurso, se puede obtener una receta de melatonina que se vende en farmacias. Lo ideal es consultarlo primero con el médico.


Escribe un comentario