Cómo prevenir la retención de líquidos

Vientre hinchado

La retención de líquidos es un problema que afecta a muchas personas, especialmente mujeres, debido a una mala hidratación o un consumo abusivo de sodio.

El vientre, las piernas y otras parte del cuerpo, como las bolsas de los ojos, son susceptibles de presentar hinchazón cuando la persona sufre de retención de líquidos. El caso del vientre es el más habitual y el que más obstáculos representa para la vida diaria, ya que la persona se ve obligada a usar una o dos tallas más de pantalón de la que realmente le correspondería.

¿Cómo se hace para prevenir la retención de líquidos? Como suele suceder, este problema ha de atacarse desde varios frentes para así mantenerlo a raya de manera eficaz y duradera:

Evitar los alimentos excesivamente salados es fundamental para prevenir la retención de líquidos. Y aquí entra tanto la sal que se añade a las comidas como la que incluyen algunos productos, especialmente los alimentos envasados.

Beber alcohol frecuentemente favorece la hinchazón, por lo que si tienes propensión a la retención de líquidos, harías bien en reducir su consumo lo máximo posible.

La retención de líquidos lo tendrá más difícil para hacer aparición si la persona se hidrata correctamente, lo que requiere de la ingesta de al menos dos litros de agua al día. Cuando el organismo siente que el nivel de hidratación es el correcto, elimina los líquidos retenidos.

Es muy importante comer fruta y verdura e incluir en la dieta grasas saludables, hidratos de carbono bajos en sodio y proteínas, ya que esta es la manera de que el hígado cuente con todo lo necesario para hacer que los fluidos no se acumulen.

La vida sedentaria es uno de los principales aliados de la retención de líquidos, por lo que para prevenir este problema, es necesario practicar deporte al menos tres veces en semana.


Escribe un comentario