Cómo preparar una mascarilla limpiadora casera

cuidado-para-la-piel

El aumento de las temperaturas que se produce en verano conlleva una mayor sudoración. Lavarse la cara con agua clara es útil para eliminar la suciedad superficial y refrescar la piel, pero no es suficiente para mantener la piel en buen estado. Si quieres actuar de manera más profunda, es necesario aplicar periódicamente una mascarilla limpiadora.

En esta nota os ofrecemos los ingredientes necesarios para preparar en casa una mascarilla limpiadora de poros con la que combatir los puntos negros y aliviar la inflamación.

  • 1/2 taza de yogur natural
  • 1/2 taza de puré de fresas
  • 1/4 taza de miel
  • 2 cucharadas de harina de almendras

Añade todos los ingredientes arriba detallados en un bol y mézclalos bien. A continuación, unta la mezcla obtenida sobre la cara previamente lavada y seca. El tiempo mínimo que necesita esta mascarilla limpiadora natural para aliviar la congestión de los poros de la piel del rostro es de 10 minutos. Si no la utilizas toda, puedes guardarla para otro día, pero recuerda que debe ser en el frigorífico y no más de dos días, ya que estamos hablando de ingredientes frescos.

El yogur, las fresas y la miel ayudan a cerrar los poros, los cuales se dilatan durante el verano, especialmente los situados en la llamada zona T, que abarca la nariz y la frente. La harina de almendras, por su parte, actúa como exfoliante para eliminar los puntos negros.


Escribe un comentario