¿Cómo preparar espárragos a la brasa?

espárragos-trigueros-a-la-plancha

Para asar los espárragos, conviene escogerlos largos y gruesos, puesto que los pequeños pueden caerse por la rejilla y además se volverían tiernos enseguida. Lo primero que hay que hacer es lavar los espárragos cuidadosamente. Después se escurren y se colocan sobre una tabla para trocearlos. Se le quitan las colas y se cortan aproximadamente tres centímetros. Conviene asegurarse de haber retirado las extremidades blancas y duras.

En un plato, se funden 4 cucharadas soperas de mantequilla, o se ponen cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva. Se añade sal, pimienta y otras especias, y se colocan los espárragos en el plato antes de pasar a la siguiente etapa.

Con ayuda de unas pinzas, se colocan los espárragos condimentados sobre la parrilla. Si tenéis una rejilla con barras verticales, se deben colocar los espárragos en posición horizontal, conviene ser prudentes porque los espárragos tienen tendencia a rodarse y a pasar a través de la rejilla. Los espárragos no se deben exponer directamente a las llamas del fuego, ni exponerse a un calor demasiado intenso.

Se cocinan los espárragos durante 4 minutos de cada lado, hasta que estén bien tiernos. Luego se retiran de la brasa y se dejan enfriar antes de servirlos.


Escribe un comentario