¿Cómo preparar aceite de manzanilla?

aceite-de-manzanilla

Para la preparación del aceite de manzanilla casero y disfrutar de todas sus propiedades beneficiosas, es necesario reunir los ingredientes y materiales siguientes:

  • 1/2 taza de flor de manzanilla,
  • 250 mililitros de aceite de oliva virgen,
  • 1 cucharada de café de vitamina E,
  • 1/4 de cucharada de café de extracto de aceite de romero,
  • 2 recipientes con tapadera,
  • 1 pequeño embudo de plástico,
  • 1 colador.

Recomendamos comprar las flores secas de manzanilla en una tienda especializada en productos naturales. Si utilizáis flores de manzanilla cultivadas en casa, conviene dejarlas secar antes de cualquier uso. Es importante porque la humedad en el aceite puede provocar hongos. Después, se deben limpiar las flores de manzanilla retirando toda la suciedad y extendiéndolas sobre una plancha para cortarlas y dejarlas que se sequen completamente.

La próxima etapa consiste en esterilizar un recipiente de cristal, metiéndolo en agua hirviendo durante varios minutos y dejando que se seque al aire. Después se vierte el aceite de oliva, y se rellena hasta su tercera parte.

Se añaden las flores de manzanilla en el aceite de oliva y se remueve hasta que todas las flores estén completamente cubiertas de aceite. Después se cubre el recipiente y se cierra.

Se coloca el recipiente en un lugar donde pueda recibir la luz directa del sol durante al menos 6 u 8 horas al día. Conviene examinar el recipiente todos los días, abriéndolo cuidadosamente y secando la humedad acumulada en la parte superior con una servilleta de papel. Después, se vuelve a cerrar y se remueve con vigor. Conviene esperar dos semanas para que la mezcla esté preparada.

Después de este tiempo, se vierte el aceite de manzanilla en una nueva botella de cristal esterilizado. Para hacerlo fácilmente y evitar perder una parte del aceite, se puede utilizar un embudo, y un colador para filtrar las flores de manzanilla y evitar eventuales residuos.

Finalmente, se añade el extracto de aceite de romero y la vitamina E en el aceite de manzanilla y se remueve bien para que todos los ingredientes estén completamente integrados. Ahora el aceite de manzanilla está listo para ser utilizado, directamente desde la botella, y sin olvidar guardarlo en un lugar fresco y sin humedad.


Escribe un comentario