Cómo perder la grasa abdominal sin practicar ejercicio

Vientre plano

Perder la grasa abdominal depende tanto de adoptar unos hábitos saludables como de practicar ejercicio, pero según los expertos, lo primero desempeña un papel más importante. Reducir la cintura depende en un 80% de las elecciones alimentarias y del estilo de vida en general.

Visto así, se puede llegar a la conclusión de que es posible perder la grasa abdominal (o al menos una gran parte de ella) adoptando simplemente unos hábitos de vida saludables, aunque no hay que olvidar que para tonificar el vientre sí que es necesario un trabajo conjunto de dieta y ejercicio. Todo el mundo debería practicar ejercicio al menos tres veces por semana, en cambio para comenzar a ver resultados en esta zona no es indispensable, sino que es suficiente con lo siguiente:

  • No beber cerveza: Es un hecho que los bebedores de cerveza tienen más volumen en el vientre que los bebedores de vino o las personas abstemias.
  • Aceite de coco: Un reciente estudio realizado en Brasil demostró que la mujeres con sobrepeso que incluyeron este producto en su dieta perdieron más grasa abdominal que las que no lo hicieron.
  • Bayas: La Universidad de Michigan realizó un estudio sobre los arándanos que reveló que además de aplanar el vientre, reducen el colesterol y regulan los niveles de azúcar en la sangre.
  • Reducir el estrés: El estrés dispara la producción de una hormona llamada cortisol, la cual contribuye al almacenamiento de grasa en el vientre.
  • Dormir adecuadamente: Es indispensable para perder peso en general y para perder la grasa abdominal en particular. Asegúrate de dormir al menos siete horas cada noche para beneficiarte de estas ventajas.
  • Y además… es importante no abusar de los dulces, las bebidas carbonatadas ni el fast food.

Y si no te conformas con el 80%, sino que quieres el 100% de efectividad, echa un vistazo al vídeo de ejercicios para tonificar el vientre que propusimos hace unas semanas y combínalos con los hábitos saludables que hay sobre estas líneas.


Escribe un comentario