Cómo mejorar las costumbres alimenticias

Regimen

La alimentación tiene un impacto directo sobre nuestra silueta y sobre nuestra salud: bien alimentarse mejora la calidad de vida y reduce la posibilidad de desarrollar diabetes, una hipertensión, o tener problemas cardíacos. Sin embargo, no es siempre fácil adoptar una dieta sana y el modo de vida moderno parece incompatible con un ritmo saludable.

En primer lugar, es importante saber cómo comer correctamente. Para hacerlo, hace falta consultar la pirámide alimentaria. En ella figuran las porciones que deben ser consumidas según el grupo de alimentos. Hay que recordar que, como lo indican los expertos actualmente, las porciones varían según la edad, la actividad física y el estado de salud. Por ejemplo, alguien que hiciera mucho deporte debería tener una alimentación adaptada a su ritmo, con un contenido elevado en proteínas, glúcidos, frutas y verduras.

Basarse en la pirámide alimentaria ayuda a mejorar las costumbres alimenticias a condición de comprender que el cuerpo debe recibir una porción mínima de grasas saturadas y no saturadas, de dar la prioridad a los cereales, preferentemente integrales, a las frutas y a las verduras, a las proteínas preferentemente magras, a las verduras y a los productos lácteos. Esta alimentación equilibrada mejora la salud y esto termina teniendo un impacto positivo sobre la silueta.

Los alimentos congelados, preparados por la industria agroalimentaria y la comida basura deben ser eliminados, o reducidos al máximo. Estos tipos de alimentos están llenos de conservantes y de grasas saturadas que no aportan nada bueno al organismo.

Trata, en la medida de lo posible, de comprar alimentos en su versión natural, que sean frescos y que contengan los menos conservantes posibles. De esta forma se ofrece al organismo productos sanos completamente beneficioso para el cuerpo y la salud.


Escribe un comentario