Cómo lograr que los niños acepten nuevos alimentos y sabores en su dieta

Plato de brócoli

Hay niños más dispuestos a probar nuevos sabores que otros, pero, por lo general, se puede decir que todos tienden a sentir rechazo por aquellos alimentos con los que no están familiarizados, algo que es perfectamente lógico, ya que se trata de un proceso de aprendizaje.

Sin embargo, si los padres saben cómo ejercer adecuadamente de guías, es relativamente sencillo conseguir que se resistan menos a los nuevos sabores, con lo que también se consigue introducirlos a una amplia variedad de alimentos ya desde muy pequeños.

Cuéntales la verdad: Enseñarles cosas acerca de la nutrición puede ser muy aburrido para los niños, pero si intentamos hacerlo ameno (por ejemplo, comparando a los azúcares con el villano de su cuento o película favorita), es más probable que consigamos despertar su interés.

Llévalos de compras: Está comprobado que los niños están más dispuestos a comer verduras cuando han sido ellos quienes las han introducido en el carrito de la compra, así que no dudes en llevarlos contigo al supermercado.

Cocina con ellos: La razón es la misma que en el punto anterior. Los niños no pondrán tantas trabas a la hora de ingerir comidas saludables si les dejamos participar en la elaboración de los platos.

Da ejemplo: Como ya sabrás, los padres son la referencia de todos los niños, así que si queremos que acepten llevar unos hábitos alimentarios saludables, nosotros tendremos que ser las personas más sanas del mundo, evitando que nos vean comer productos que no queremos que ellos coman.

Hasta aquí nuestros consejos para lograr que los niños acepten nuevos alimentos y sabores en su dieta. Si tienes algún otro, te invitamos a que lo compartas con nosotros a través de la sección de comentarios.


Escribe un comentario