Cómo conservar las frutas y verduras

 Cesta de frutas y verduras

A pesar de que nuestro modo de vida nos permite consumir alimentos frescos de manera continua, existen algunos métodos de conservación de las frutas y verduras que siguen estando de actualidad. La preservación de los nutrientes es el objetivo principal.

Cada técnica comporta sus propios principios que se deben respetar. Congelación y esterilización permiten conservar las verduras peladas y cortadas. Para la congelación, hay que preparar el congelador.

Este no tiene que presentar hielo en su interior. La temperatura hay que regularla entre -24ºC y -32ºC, ocho horas antes de congelar las verduras. Después se puede subir la temperatura hasta -18ºC. Las verduras deben meterse primero en agua hirviendo durante algunos minutos.

Esta operación concierne a los guisantes, espinacas, pepinos, calabacines, judías, zanahorias, coliflor, y brócoli, etc. Se pueden pelar, cortarlas en pedazos o en juliana. Para la esterilización de las verduras se puede utilizar algunos recipientes. Se colocan las verduras recubiertas de agua salada, a razón de 30 g de sal por litro, en los recipientes.

Se cierran herméticamente antes de colocarlos en un esterilizador, una olla exprés puede servir. Se recubre de agua y se lleva a ebullición. Dos horas son suficientes para una esterilización eficaz para las judías verdes y los guisantes.

 Más información – Productos para una alimentación sana y económica


Escribe un comentario