Cómo conseguir la tableta de chocolate sin hacer abdominales

vientre plano

La famosa tableta de chocolate no es la única ventaja de trabajar de manera regular los músculos abdominales, sino que también se traduce en una mejor condición física en general y la reducción del riesgo de enfermedades del corazón y la diabetes.

Sin embargo, ejercitar los músculos abdominales de la manera convencional puede terminar por aburrirnos y hacernos abandonar el saludable propósito de obtener un vientre plano y bien definido. Así que en esta nota te explicamos tres formas de tonificar esta parte del cuerpo sin practicar abdominales propiamente dichas.

La bicicleta: Túmbate boca arriba y pedalea en el aire. Levanta un hombro como si quisieras tocar la rodilla opuesta durante dos series de 12 repeticiones. Después haz lo mismo con el otro lado. Importante mantener los codos hacia atrás y la parte baja de la espalda en contacto con el suelo.

El puente: Túmbate boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies separados a la altura de las caderas. Contrae los músculos abdominales y los glúteos a la vez que levantas las caderas del suelo. Presiona los talones contra el suelo y evita arquear la espalda para que el ejercicio sea más eficaz. De 12 a 15 repeticiones.

El Frankenstein: De pie, con los brazos a los lados y los pies separados a la altura de las caderas. Aprieta los músculos abdominales y levanta la rodilla derecha hacia el pecho. Mantenla elevada y trata de cruzar la pierna derecha sobre la izquierda, evitando la rotación de la cadera izquierda. Ahora hacia la derecha, abriendo la cadera derecha. Vuelve a la posición inicial. Haz diez repeticiones con cada pierna.


Escribe un comentario