¿Cómo aumentar los niveles de plaquetas?

Sangre

Las plaquetas desempeñan una función importante en nuestro cuerpo. Están involucradas en el proceso de coagulación de la sangre. El recuento de plaquetas normal es de entre 150.000 y 450.000, pero algunas enfermedades pueden reducir el número de plaquetas y causando un riesgo de hemorragia (menos de 10.000). Es por eso que tenemos que garantizar, en la medida de lo posible un número normal de plaquetas.

Un conteo bajo de plaquetas puede provenir de una infección grave, una enfermedad como el dengue, una deficiencia de vitamina K, una infección del bazo o de otras enfermedades como la leucemia o el tratamiento de quimioterapia. La clave está en controlar la situación y tratar de aumentar el número de plaquetas.

En una disminución de las plaquetas, es importante mantenerse bien hidratados con agua, además de un consumo de bebidas que contengan minerales.

Las frutas cítricas y verduras como las zanahorias y el apio son conocidos por aportar una gran cantidad de vitaminas, lo que puede aumentar las plaquetas. En el caso del dengue, esto funciona bien.

Si el origen de la disminución de plaquetas es la anemia, es importante consumir alimentos ricos en hierro como espinacas, lentejas, carne magra, hígado, etc… Hay que hacer un esfuerzo por mejorar la dieta para tener una ingesta suficiente de vitaminas y minerales.

Otros alimentos como la guayaba y los pimientos rojos aportan una gran cantidad de vitaminas que ayudan al cuerpo a producir más plaquetas. El descanso es muy importante cuando las plaquetas son bajas, y evitar esfuerzos. El descanso ayuda a crear plaquetas.


Escribe un comentario