¿Cómo adelgazar gracias a la espirulina?

espirulina

Antes de consumir espirulina para perder peso, conviene destacar que los beneficios de la espirulina son enormes. Sin embargo, para perder peso, la espirulina debe estar combinada con ejercicio físico y un régimen alimenticio equilibrado, porque esta alga en sí misma no hace perder peso.

Gracias a su potente efecto saciante, la espirulina se recomienda por muchos expertos para ayudar a calmar el hambre y no desanimarse a la hora de hacer un régimen. Existen varias formas de consumir la espirulina para perder peso, pero lo más corriente es el consumo en cápsulas. Estás cápsulas se venden en tiendas de productos naturales o en parafarmacias. Se pueden consumir hasta cinco gramos al día.

Para que sirva de saciante, la espirulina debe ser ingerida media hora antes de cada comida. La espirulina también se puede consumir en polvo. Bajo esta forma, se recomienda añadir una cucharada sopera en un zumo de frutas y añadir azúcar al gusto. Pero también existen otras muchas posibilidades.

Se puede optar por un smoothie antioxidante, un zumo para adelgazar o un jugo en función de vuestros gustos. Si se opta por esta solución, se debe beber el zumo por la mañana o como colación entre comidas.

También se puede añadir una cucharada de espirulina en polvo a los platos. Es preferible añadir esta alga a las sopas y en las ensaladas, porque estos platos combinan perfectamente con el gusto de la espirulina. Una cucharada sopera al día es suficiente.

Cuando se toma espirulina para perder peso, se recomienda comenzar por pequeñas dosis. Se debe tomar una cápsula antes de cada comida o añadir media cucharada de café de espirulina en polvo a los zumos y los platos. Lo ideal sería aumentar la dosis cuando se vea que esta alga se tolera bien por parte del organismo.


Escribe un comentario