Cómo acelerar la pérdida de peso a través del desayuno

Mesa del desayuno

Como hemos visto en este blog en numerosas ocasiones, existen infinidad de trucos para acelerar la pérdida de peso, y una de las comidas que más se presta a ello es el desayuno.

A continuación, ofrecemos tres consejos para el desayuno que, según ha quedado demostrado en estudios científicos, son de gran ayuda para las personas que desean deshacerse de algunos kilos de forma rápida.

Salvado de avena: Uno de sus nutrientes clave –la fibra– ayuda a saciar el apetito, lo que significa que a lo largo del día habrá menos probabilidades de que sintamos la necesidad de picar entre horas.

Desayuno completo: Tomar un desayuno fuerte puede ayudar a que la pérdida de peso sea más eficiente. Así ha quedado demostrado en un estudio reciente, en el que un grupo de personas ingirieron 700 calorías en el desayuno, 500 al mediodía y 200 en la cena, mientras que otro grupo lo hizo al contrario: 200 + 500 + 700. Doce semanas después, el primer grupo había perdido dos veces y media más peso que el segundo, probablemente porque el metabolismo es más eficiente por la mañana.

Mantequilla de cacahuete: Un bote pequeño cuesta alrededor de cuatro euros en España, sin embargo, la inversión puede vale la pena si, como algunos estudios recientes han demostrado, untar esta crema en las tostadas de la mañana ayuda a saciar el apetito y regula los niveles de azúcar en la sangre. Eso sí, hay que ingerirla en pequeñas cantidades, pues dos cucharadas de mantequilla de cacahuete contienen alrededor de 190 calorías.

Aunque estos trucos para acelerar la pérdida de peso pueden hacer que los resultados tarden menos en ser visibles, cabe señalar que es necesario que se combinen con ejercicio y unos hábitos alimentarios saludables.


Escribe un comentario