Comer tomate de manera regular es muy bueno para el corazón

Tomates en cajas

Comer tomate de manera regular –pongamos cuatro o cinco a la semana– puede ayudar a promover la salud del corazón. Esta baya aporta antioxidantes, vitamina A y C, ácido fólico, beta-caroteno y licopeno, un antioxidante que ha demostrado reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.

El tomate reduce los niveles de colesterol malo, el cual se acumula en las arterias del cuerpo, especialmente en las coronarias, aumentando el riesgo de que se rompan y se produzca un ataque al corazón.

Consumir tomate de manera regular también promueve un mejor estado inflamatorio en personas con sobrepeso y obesidad, reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y fibrilación auricular.

La tensión arterial alta es otro factor de riesgo para la salud del corazón que mejora con la ingesta de tomate. Este alimento ha demostrado reducir tanto la sistólica como la diastólica a partir de la octava semana de consumo frecuente.

Naturalmente, tomar tomate no es suficiente para obtener todos estos beneficios, sino que hay que incluirlo dentro de un estilo de vida saludable, es decir, dentro de una dieta equilibrada y combinado con la práctica habitual de ejercicio.


Escribe un comentario