Comer más abundantemente no protege del frío

 Comida basura

Conviene recordar que el cuerpo debe mantener una temperatura constante de 37º, sea cual sea la temperatura ambiente. Cuando esta baja, el proceso de producción de calor se llama termogénesis. Para que esto funciones, los mecanismos metabólicos y musculares se activan.

La producción de calor y de energía por parte del organismo requieren la explotación de reservas en azúcar. Es en el momento en el que estas reservas se agotan cuando el organismo se alimenta de las reservas lipídicas o de grasas.

Según la creencia popular, es necesario comer más para calentarse en invierno. Esto es a la vez verdad y mentira. En efecto, antiguamente los hombres debían alimentarse más que de costumbre para afrontar mejor el frío del invierno. Sin embargo, hoy en día, esta práctica no se mantiene, puesto que nuestra exposición al frío ha evolucionado bastante.

Por lo tanto es falso pensar que comer más grasas ayuda a afrontar mejor el frío del invierno. Si bien es cierto que no es necesario comer más grasa en invierno, también es inútil consumir más alcohol para resistir los efectos de las bajadas de temperatura. Ciertamente, las bebidas alcohólicas ayudan a calentarse, pero esto es en realidad una sensación ficticia.

Más información – ¿El abuso de alcohol engorda o adelgaza?


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario