Comer en el trabajo de forma equilibrada

 Sandwich

Mejor que una pizza o que la comida basura, lo ideal es poder comer de forma equilibrada con los colegas de trabajo. Una solución que se puede adaptar en función de los gustos, del presupuesto y del entorno profesional. Veamos algunos consejos para no dejar de comer equilibrado, aunque sea fuera de casa.

De los sandwiches y ensaladas, a las comidas en toda regla, pasando por el menú vegetariano, no cabe duda de que las fórmulas son lo suficientemente variadas para responder a todo tipo de situación laboral, incluso las más exigentes, sin poner en riesgo vuestra salud, ni vuestra línea. Algunas marcas ya se atreven a ofrecer un menú para la oficina, garantizando el equilibrio alimenticio.

El pan es rico en glúcidos complejos, posee un índice glicémico débil y aporta fibras en cantidad suficientes. También permite saciarse y limitar el picoteo entre horas. Además, hay panes que incorporan todo tipo de semillas que ayudan al equilibrio correcto del organismo.

Entre las opciones de comidas en el trabajo se puede escoger entre comer un sandwich a base de proteínas (pollo, salmón…) y otro con queso y charcutería, o verduras marinadas; un sandwich de pollo con huevo duro, acompañado de una ensalada en una comida equilibrada y saciante. Finalmente, se pueden comer varios mini-sandwiches variados (jamón, queso, miel, carne fría) o tortillas mejicanas (torta de maíz, pollo, verduras cocinadas o frescas).

Más información – Las nuevas tendencias, el sandwich de queso


Escribe un comentario