Combate el estrés

Reduce el estrés

Seguramente tu día se encuentra lleno de actividades que en ocasiones te dejan poco tiempo libre y que a veces te llevan a sentir una sensación de agobio. En Estados Unidos, más del 45% de adultos reportan sentirse normalmente estresados.

El estrés, además de ser una sensación negativa que nos baja nuestra energía, también influye o propicia diversas enfermedades y padecimientos que pueden causar estragos en nuestro cuerpo ya sea a corto o largo plazo.

Algunos ejemplos de esto son enfermedades del corazón, problemas digestivos, dolores de cabeza y un aumento de riesgo de padecer obesidad. El consumo de aspirinas o antiácidos diariamente es un claro signo de estrés, lo que refleja la necesidad de relajarte, de reconsiderar las prioridades de tu vida y de modificar algunos hábitos.

El doctor David Spiegel, de la Universidad de Stanford, te recomienda los siguientes relajantes naturales como opciones a tu agitada vida diaria, dependiendo del tiempo con el que cuentes:

  1. Si tienes 30 segundos, enciende una vela aromática.- Opta por los aromas de naranja o lavanda para conseguir un mayor beneficio. Estas fragancias provocan que el cerebro se relaje, eliminando el estrés del resto del cuerpo.
  2. Si tienes 5 minutos, ríete. Está comprobado que la risa aumenta el nivel de endorfinas en el cerebro, lo que propicia que te sientas bien. Así que si tienes 5 minutos, recrea alguna escena cómica en tu mente.
  3. Si tienes 10 minutos, tómate un té. El beber té en vez de cafeína ayuda a reducir el estrés de acuerdo a un estudio de la Universidad de Londres.
  4. Si tienes 20 minutos, medita. La meditación reduce los niveles de la hormona responsable del estrés. Siéntate en silencio con los ojos cerrados, concéntrate en tu respiración y observa cómo te relajas.
  5. Si tienes 30 minutos, muévete. El ejercicio libera endorfinas por lo que las personas activas tienen menos riesgo de estresarse. Cambia la televisión por 30 minutos de caminata y disfruta los cambios positivos que sentirás.

Fuente: Revista Weight Watchers

Imagen: freephotos


Escribe un comentario