Coco, mas que saludable

image Un componente del aceite de coco es el ácido láurico, siendo la leche materna la otra fuente principal de este nutriente y muchas fórmulas para lactantes son derivadas del aceite de coco.

El ácido láurico es el ingrediente más potente de la leche materna para fortalecer el sistema inmunológico del bebé y tiene fuertes propiedades antimicrobianas debido a que el bebé convierte el ácido láurico en monolaurina.

Mediante la disolución de la membrana lipídica de los microbios, la monolaurina inactiva los virus, bacterias y protozoos tales como el VIH, el sarampión, el herpes simple y el citomegalovirus.

La monolaurina es selectiva para matar a los microbios tales como; el Helicobacter pylori (el virus de la úlcera), sin perjudicar a ninguna de las bacterias buenas de nuestro sistema digestivo, a diferencia de los antibióticos químicos que sí lo hacen.

La investigación sugiere que el herpes o Cytomegalovirus genera placa arterial, la cual obstruye las arterias y si es así el consumo de aceite de coco sería una manera natural de apalear este problema.

En los viejos tiempos, el aceite de coco y aceite de palma se utilizaban ampliamente tanto en la cocina casera, como en los alimentos procesados, como por ejemplo hasta 1998, el aceite de coco se usó como "mantequilla" de palomitas en las salas de cine.


Escribe un comentario