Clavo de olor el enemigo de la fatiga

02

El clavo de olor es una especie exótica oriental, hoy utilizada en el arte culinario de todo el mundo, pero es además un poderoso medicamento natural para distintas dolencias, destacando sus propiedades fortalecedoras del sistema inmune que se traducen en una mayor resistencia física que aleja la fatiga originada por estrés cotidiano.

Desde la antigüedad el clavo de olor se utilizó por sus propiedades anestésicas y antisépticas para tratar los dolores dentales por infecciones, muy rico en una sustancia llamada eugenol, característica de la planta y contenida en forma de aceite esencial.

La propiedad especifica de actuar contra el dolor, se debe a que posee la capacidad de inhibir las prostaglandinas o sustancias responsables de los procesos inflamatorios en el cuerpo, por ello es muy indicado para regularizar los procesos digestivos dolorosos, atenuando los síntomas y favoreciendo su control.

El clavo de olor es muy rico en sustancias antioxidantes, que luchan contra los radicales libres en el organismo, reduciendo los procesos oxidativos que deterioran las células y responsables por ejemplo del envejecimiento prematuro, que tiene su origen la mayoría de las veces en los estados de estrés.

Por ello esta capacidad antioxidante lucha contra la fatiga o el cansancio físico, ya que paralelamente eleva las defensas orgánicas por estimulación natural del sistema inmunológico, favoreciendo la oxigenación y por lo tanto la correcta nutrición celular.

El clavo de olor puede incorporarse como condimento, particularmente como aromatizante, pero como medicina natural se administrar como; té por infusión de forma directa o como Fito extracto a base de alcohol, pero este último debe ser recetado por un profesional.

Consejo saludable: la dosificación es muy importante, ya que su exceso presenta efectos secundarios indeseables, por lo cual se debe consultar con su medico antes de comenzar su consumo como medicamento.


Escribe un comentario