Cirugía bariátrica: segunda parte

Cirugía bariátrica: segunda parte

Hoy veremos la segunda parte de la Cirugía bariátrica, una gran herramienta que desea brindar una solución al paciente con obesidad severa, recuperando su calidad de vida.

El paciente antes de operarse, será evaluado por un equipo multidisciplinario especializado en el manejo del paciente obeso.

El equipo se compone por:

  • Endocrinólogo, nutricionista, psiquiatra y/o psicólogo, internista, cardiólogo, neumólogo, cirujano y anestesista.

El equipo multidisciplinario definirá:

  • Si el paciente tiene o no indicación quirúrgica.
  • El tipo de intervención más adecuada.
  • La oportunidad operatoria.
  • La preparación necesaria.
  • Planificará el seguimiento postoperatorio.

Preoperatorio:
Se pretende un descenso de peso previo de un 5% a 10%. Se busca optimizar las condiciones, corrigiendo posibles alteraciones metabólicas.

Dieta posterior a la cirugía:

  1. Dieta líquida, en el postoperatorio inmediato.
  2. Dieta de consistencia blanda, con el correr de los días.
  3. Dieta de consistencia normal, según evolución del paciente.

Luego, el paciente operado deberá realizar una dieta saludable, balanceada, basada en sus necesidades. Tiene que consumir porciones pequeñas y con un buen fraccionamiento diario de los alimentos. Comerá despacio, masticando bien, saboreando y disfrutando de los alimentos.

La idea de la cirugía bariátrica es perder peso, ganando salud. Un paciente operado pierde entre un 50% a 70% de su peso corporal, alcanzando un IMC bastante cercano a los valores normales. Esto le permitirá tener una vida más plena, sana y disfrutable.

Según las estadísticas, casi todos los operados mantuvieron porcentajes de descenso de peso importantes. Todas las causas de mortalidad disminuyeron significativamente en comparación con obesos no operados.

La cirugía bariátrica pretende modificar los hábitos del paciente:

  • Reeducar sus conductas alimentarias.
  • Corregir el sedentarismo.

Esto le permitirá a quien se opere seguir bajando de peso hasta alcanzar en pocos meses un peso saludable, casi normal para alguien que fue obeso.

La cirugía bariátrica permite al obeso mórbido tener una calidad de vida, que perdió hace mucho tiempo y nunca imaginó poder recuperar.

Fuente | Nutriguía para Todos


Escribe un comentario