Cinco ventajas saludables de tomar sol

04

La luz del sol es muy beneficiosa para el metabolismo del cuerpo, según los científicos el calor puede inducir a una dieta adecuada, mejorar la belleza de la piel, el deseo sexual y estado de ánimo, siempre y cuando no se permita que el sol no le genere quemaduras, para lo cual debe utilizar bloqueador solar como protección, recomendado por un especialista.

Aquí les brindamos cinco razones por las cuales el calor del sol puede mejorar su salud en distintos niveles, a saber:

1. Mejorar el deseo sexual

Durante el verano, la glándula pineal en el cerebro gasta menos melatonina y esto a la larga va a aumentar la producción de hormonas sexuales. Con una buena actividad sexual, el sistema inmunológico se mantiene activo y el aspecto mental también se beneficia a medida que se evita la tensión.

2. La luz solar produce vitaminas

Aunque la exposición a los rayos UVB pueden dañar el ADN y causar dolor en la piel, la luz UVB produce reacciones químicas que pueden provocar la producción de vitamina D y las investigaciones demuestran que la gente obtiene más vitamina D durante el verano.

Con la ingesta suficiente de vitamina D, su cuerpo puede absorber más calcio y fósforo de los alimentos que ayudan en el crecimiento óseo, la función inmune y la formación de glóbulos rojos.

3. Aumenta la sensación de felicidad

Varios estudios han demostrado que la serotonina, una hormona que afecta el sentimiento de felicidad, aumentará a medida que la gente toma más luz del sol. Un estudio realizado en 2002 encontró que las personas expuestas a los rayos ultravioleta tienen mayores niveles de serotonina y menos melatonina.

4. Piel brillante

El aire frío a menudo hace que la piel se seque rápidamente y se tiende a la irritación, sin embargo la humedad durante un clima cálido hace que la piel se vea hidratada y más brillante.

5. Hábitos alimenticios más saludables

El aumento de la hormona serotonina pueden ayudar a suprimir el apetito excesivo, esto se debe a que la luz del sol mejora el ánimo y elimina el deseo de comer cuando no se tiene hambre. Mientras tanto cuando el clima es frío, se siente más apetito por necesidad de calorías extras, llevando en consecuencia a comer en exceso.

Imagen: Flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario