Cinco tratamientos de spa caseros

Spa casero

Los tratamientos, terapias y sistemas de relajación que ofrecen los spas y balnearios están considerados por muchos como la mejor forma de reparar el cuerpo del agotamiento físico y mental al que le somete la rutina diaria.

Sin embargo, hay ocasiones en las que el tiempo no nos permite visitar uno de estos centros. En estos casos, existe una alternativa que quizá no llegue a los niveles de bienestar de un spa, pero que como solución de emergencia es muy interesante. Hablamos de los tratamientos de spa caseros.

Un tratamiento de spa casero consiste en preparar un relajante baño, pero añadiendo al agua determinados ingredientes en lugar de jabón, los cuales variarán en función de lo que andemos persiguiendo: relajación, hidratación, depuración…

  1. Baño relajante: Agua de rosas y leche de coco
  2. Baño para hidratar la piel: Miel y aceite de oliva
  3. Baño exofliante: Miel y azúcar moreno
  4. Baño exfoliante labial: Vaselina y azúcar
  5. Baño antienrojecimiento: Yema de huevo y zumo de limón

Sobre estas líneas podemos ver sólo una pequeña parte de todos los tratamientos de spa caseros que podemos llevar a cabo desde la comodidad del hogar, ideales para cuando la agenda y las obligaciones no nos permiten escaparnos a un balneario.


Escribe un comentario