Cinco opciones para reabastecernos de energía cuando aparece la fatiga

Kiwis

No es ningún secreto que la rutina diaria puede dejar nuestros depósitos de energía al mínimo (incluso antes de alcanzar las últimas horas de la jornada laboral), por eso es importante saber qué alimentos son los idóneos para reabastecernos sin que la salud se vea perjudicada a largo plazo.

Cuando la fatiga haga aparición, recurre a las comidas que detallamos a continuación para reabastecer tu depósito de energía. Son la mejor solución que podemos encontrar con este propósito.

Grasas saludables: La energía de larga duración que proporcionan el salmón o el aguacate es ideal para cuando el cansancio se presenta por la mañana. Un sandwich de salmón o una ensalada de aguacate recargarán nuestras baterías para el resto del día.

Hierro: Los alimentos ricos en hierro como las lentejas y las espinacas son fundamentales para la producción de glóbulos rojos y la prevención de la fatiga.

Vitamina C: Es probable que al llegar la tarde, los depósitos de energía comiencen a agotarse, por eso el zumo de naranja, con su interesante aporte de vitamina C, se antoja como la bebida perfecta para la merienda. El kiwi y las fresas también son de gran ayuda en este sentido.

Fluidos: No hay que olvidar la importancia de mantenerse hidratados para sentirse fuertes, rápidos y resistir mejor los efectos negativos de la vida laboral y familiar.

Cereales: Representan una inyección fantástica de energía para nuestros músculos, aunque en este sentido hay que ir con precaución, ya que van contra la silueta, por lo que es importante que se consuman por la mañana y que sean integrales.

No cabe duda de que las soluciones para la falta de energía son numerosas y, sobre todo, altamente eficaces si sabemos dónde buscarlas. Y recuerda que reabastecerse varias veces al día es crucial para rendir bien en los estudios o el trabajo.


Escribe un comentario