Cinco hábitos diarios que están matando tu metabolismo

Hot Dog o perrito caliente

¿Sientes que tu metabolismo no funciona como debería? Si es así, alguno de estos cinco hábitos diarios podría ser el responsable. Identíficalo y soluciona el problema para disfrutar de un metabolismo a pleno rendimiento y acabar con las acumulaciones de grasa.

Te saltas el desayuno: Durante el sueño, el metabolismo se ralentiza. La única manera de ponerlo en marcha de nuevo es romper el ayuno. Para mantenerlo funcionando a buen ritmo durante todo el día, apuesta por los alimentos ricos en proteínas y fibra en lugar del azúcar y los carbohidratos refinados.

Tomas jarabe de maíz de alta fructosa: Muy común en alimentos y bebidas procesadas (pan, cereales, fiambres, yogures, sopas, aderezos, refrescos…), este edulcorante se absorbe más fácilmente que el azúcar de sobremesa, lo que significa, que a largo plazo, contribuye a ralentizar este conjunto de reacciones bioquímicas y procesos fisicoquímicos. Es muy importante reducir la ingesta de comidas preparadas si se desea mantener a raya la grasa corporal.

No comes los suficiente: Aunque parezca contradictorio, para perder peso se necesitan calorías. Ingerir pocas calorías es casi tan malo como pasarse. Y es que el cuerpo necesita calorías para obtener energía, y cuando no existen las suficientes, el metabolismo no tiene más remedio que detenerse. Para combatir este problema, trata de hacer cinco comidas diarias. Esta estrategia mantiene una fuente de energía constante, aumentando así la velocidad del metabolismo.

No te ejercitas de manera correcta: El metabolismo se beneficia mucho del ejercicio regular, pero corre el riesgo de ralentizarse si no le ofrecemos variedad. En lugar de hacer running o pesas toda la semana, alterna caminatas con running; y añade un día de entrenamiento de fuerza. No dejes que tu cuerpo caiga en la rutina en lo referente al ejercicio, o se estancará junto a tu metabolismo.

No duermes lo suficiente: La falta de sueño contribuye a numerosos factores perjudiciales para el metabolismo. Hace que saciar el apetito se vuelva más difícil, lo que conduce a comer en exceso y a un metabolismo más lento. Además, aumenta el estrés, que es otro de los problemas que pueden matar el metabolismo de una persona.


Escribe un comentario