Cinco consejos para impedir que se rompa tu equilibrio mental

Piel madura

La desmotivación y la irritabilidad son las principales señales de que nuestro equilibrio mental está comenzando a resquebrajarse, algo que puede suceder debido a épocas de mucho estrés. Si te deprime pensar en ir a trabajar o sientes que has comenzado a perder la pasión en todo aquello que haces, en esta nota encontrarás consejos que te ayudarán a enderezar el rumbo.

Cuídate: Come bien, haz ejercicio y medita. Recuperar el bienestar físico y mental depende en gran medida de estros tres elementos. La alimentación es el combustible, mientras que el ejercicio y la meditación despejan la mente y te permiten tomar fuerzas para afrontar aquello que esté por venir.

Ritual matutino: Empezar el día de manera relajada, sin agobios, es una pieza clave en el mantenimiento de un correcto equilibrio mental. Resérvate entre 45 minutos y una hora para ti mismo. Desayuna y después haz cosas como un poco de yoga o leer antes de marcharte a trabajar.

Socializar: Hablar con nuestros amigos o conocer personas es muy importante para mantener la mente fuerte. Entrar en contacto con el mundo exterior, nos permite aparcar nuestros pensamientos por un rato, logrando así una beneficiosa renovación tanto física como psíquica.

Desarrollar nuevas aficiones: La sensación de estancamiento puede hacernos perder rápidamente nuestra paz mental. Para impedirlo, trataremos de ejercitar áreas nuevas de nuestro cerebro, y para ello nada mejor que aprender a hacer cosas nuevas, como pintar o tocar un instrumento.

Disfrutar: Es importante no dejar de hacer aquellas cosas que nos producen placer. Sea lo que sea (ir al cine, reunirse con amigos, leer…), ayudará a nuestro cerebro a relajarse de una forma que muy pocas cosas conseguirán.


Escribe un comentario