Cinco consejos para facilitar la respiración a través de la dieta

Piel madura

La comida puede afectar dramáticamente a la respiración de las personas que sufren EPOC, asma o apnea, así que aquí van algunos consejos simples sobre los patrones de alimentación y los alimentos que pueden ser de ayuda.

Porciones pequeñas: En lugar de hacer tres comidas grandes al día, lo ideal en estos casos en sustituirlas por cinco o seis con porciones más pequeñas, las cuales causarán menos presión sobre el diafragma, haciendo más fácil la respiración.

Bebidas gaseosas: Las personas con problemas para respirar harían bien en evitar las bebidas gaseosas, ya que pueden hinchar el estómago y empujar hacia arriba el diafragma, dificultando la respiración.

Beber mucha agua: Según los expertos, una correcta hidratación representa un enorme beneficio para estas personas pues desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de la mucosa (que debe ser delgada) y en la facilitación de la expectoración.

Evitar la sal: Los alimentos con alto contenido en sal provocan la retención de líquidos, que representa uno de los factores que pueden hacer que la respiración de las personas sea más difícil.

Dieta equilibrada: La respiración se verá beneficiada si la persona lleva una dieta equilibrada, es decir baja en grasas saturadas y rica en frutas, verduras y cereales integrales.


Escribe un comentario