Cinco consejos para dormir bien durante el verano

Mujer durmiendo

Dormir bien durante el verano se convierte en una misión casi imposible para muchas personas debido a numerosas causas, siendo la principal las altas temperaturas que se registran por las noches.

Si no se descansa de forma correcta por la noche (para lo que se necesitan entre 7 y 8 horas de sueño), el cuerpo sufrirá problemas durante el día, como la fatiga y la irritabilidad, así que es importante que hagamos todo lo que esté en nuestra mano para dormir bien. A continuación, los mejores consejos para lograrlo:

Horario: Es normal que durante el verano, especialmente si estamos de vacaciones, nos vayamos a la cama más tarde. Sin embargo, hay que procurar irse todos los días a la misma hora y que la diferencia con el resto del año no sea muy elevada. De lo contrario, provocaremos confusión en el cuerpo, que necesita de una rutina para proporcionarnos el descanso que necesitamos.

Hidratación: Se trata de uno de los hábitos más importantes durante el verano, y, como no, también influye en el descanso. Beber la suficiente agua durante el día es fundamental para prevenir los dolores de cabeza y el malestar típicos de las calurosas noches de esta estación.

La cama: Otra de las cosas que pueden ayudarnos a dormir bien durante el verano es sustituir las sábanas de satén o de un material no absorbente por unas de algodón, que nos darán más comodidad en lo relacionado con el sudor.

La corriente: La sensación de ahogo provocada por la ausencia de corriente, nos puede llevar a sufrir muchos desvelos. Este problema se solucionará en gran parte si abrimos tanto la puerta del dormitorio como la ventana para crear corriente. La parte negativa de ello son los mosquitos y el ruido de la calle, por lo que lo ideal si se dan estas consecuencias es optar por un aparato de aire acondicionado.

Ducha fría: No dudes en darte una ducha fría si te despiertas sudando en alguna de las noches más calurosas. La inversión de tiempo (unos 10 minutos) vale la pena si tenemos en cuenta todo el que podemos perder dando vueltas en la cama. Y es que pocas cosas son tan efectivas para dormir bien durante el verano como una buena ducha.


Escribe un comentario