Ciclismo y disfunción eréctil

Ciclismo de montaña

Hacer bicicleta es un excelente deporte que aporta vitalidad y energía al organismo, el problema radica en practicarlo durante 3 horas –o más- de manera continua pues esto puede desembocar en una disfunción eréctil.

Aspectos importantes a considerar son el tipo de asiento y la posición del mismo en la bicicleta. Está demostrado que la de montaña es de las más dañinas debido precisamente al tipo y posición de su asiento. En estos casos se recomienda inclinar el cuerpo ya sea hacia atrás o hacia adelante para evitar que el peso recaiga en el área del periné.

Esta área es sumamente importante pues es en esta zona por donde pasan los nervios que se encargan de la erección. Otra opción es optar por asientos que tengan un área cóncava, ya que entre más amplio y acolchonado sea el asiento más protegida se encontrará dicha zona.

Otros consejos son utilizar un manubrio bajo –para impedir una vez más que se recargue el cuerpo en el periné- y evitar pedalear durante 3 horas continuas. Se pueden hacer pausas breves o prolongadas para que el cuerpo descanse y entonces retomar la actividad –especialmente si se comienza a sentir adormecimiento en la zona mencionada-.

Otros factores que pueden contribuir a este padecimiento son: estrés, cansancio, beber mucho alcohol, fumar, tratamientos contra la caída del pelo, diabetes e hipertensión. La dieta también es importante pues el sobrepeso puede estar relacionado con la disfunción eréctil.

Por último, en caso de que comiencen a existir problemas o que se padezca completamente esta enfermedad, lo más recomendable es acudir con un especialista para que determine y recete el medicamento más adecuado –y por ningún motivo la persona debe automedicarse-.

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario