Chocolate; “un amigo del higado”

image El chocolate negro rico en cacao podría ser prescrito para personas con cirrosis hepática en el futuro, a raíz de las últimas investigaciones que han demostrado los beneficios potenciales para la salud que aporta ahora en este nivel.

Investigadores españoles dijeron que el consumo de chocolate negro después de las comidas controlaría el aumento de la presión arterial abdominal, la cual puede llegar a niveles peligrosos en pacientes cirróticos y en casos graves conducir a la ruptura de los vasos sanguíneos.

Los antioxidantes llamados flavonoles presentes en el cacao se cree que son la razón del por qué el chocolate es bueno para la presión arterial, ya que éstas sustancias químicas ayudan a las células del músculo liso haciendo que los vasos sanguíneos se relajen y ensanchen, disminuyendo así la presión arterial.

El estudio muestra una clara asociación entre el consumo de chocolate negro y la menor hipertensión portal, demostrando la importancia potencial en las mejoras de los pacientes cirróticos," dijo Mark Thursz, profesor de hepatología en el Imperial College de Londres.


Escribe un comentario