Chi Gong contra la ansiedad

imageEl estado de ansiedad representa un factor común de la época, que para muchos en función de su actividad diaria es moneda corriente, por lo cual no le prestan la atención que deberían, ya que esta condición mantenida en el tiempo, puede llegar a transformarse en el origen de distintas enfermedades, comenzando por la obesidad.

Por ello recurrir a técnicas naturales para hacerle frente, es la mejor opción a nivel prevención para nuestra salud y la sabiduría oriental nos brinda uno de sus mayores tesoros para la salud que es la practica del arte milenario Chino llamado “Chi Gong”.

La práctica regular de Chi Gong (Qi Gong o Chi Kung) lleva a la armonización psicoenergética, ya que se basa en ejercicios internos destinados a regular los niveles de energía, que forman parte de la medicina tradicional China.

Un ejercicio de Chi Gong llamado “Wu Ji o Bu Ji”, ha demostrado ser muy eficaz para luchar contra la ansiedad, es una postura estática que consiste en ponerse de pie, con los brazos ligeramente separados del cuerpo, especialmente de la zona de las axilas (para evitar el bloqueo de energías), los pies juntos por el talón y se separan en la punta con la distancia de dos puños, las rodillas no están rectas sino ligeramente flexionadas, los ojos están abiertos mirando a un punto proyectado desde la punta de la nariz y la atención se centra en sentir y ver, como el aire penetra hasta el fondo de la pelvis, como si los pulmones descendieran hasta allí.

Durante todo el tiempo de la postura uno debe estar concentrado en como el aire llega hasta la zona baja (ombligo), para ser expulsado imaginariamente por la espalda hacia la cabeza,  donde se expelen las toxinas energéticas, esta práctica debemos hacerla todos los días y va a servirnos para desarrollar un conocimiento interior muy profundo, que nos permitirá descubrir quienes somos en realidad, permitiendo a su vez que se desbloqueen los canales energéticos, favoreciendo a todos los niveles orgánicos, lo cual se va a traducir en salud.


Escribe un comentario