Cereales y digestión

 Bol de cereales

Para aquellos que deseen comer más cereales, es preferible introducir progresivamente la parte de fibras en el régimen alimenticio, para evitar agresiones en el intestino.

Por otro lado, para mejorar los efectos de las fibras, se recomienda beber mucho y de forma regular, preferentemente agua, evitando las bebidas muy calientes y limitando las bebidas con gas.

El almidón de los azúcares lentos puede estar en el origen del gas carbónico. Para evitar hinchazones, es preferible cocer bien los alimentos ricos en almidón, y evitar las verduras (col, nabo, cebolla, alcachofa…) y las legumbres que provocan gases.

Finalmente, es bueno saber que las fibras contribuyen a disminuir la tasa de colesterol, y protegen del cáncer de colon.

Más información – Salud, digestión y cereales


Escribe un comentario