¿Para qué se usa cada tipo de cebolla?

Cebollas

La cebolla es un alimento cuyo consumo habitual representa numerosos beneficios para el organismo: regula el tránsito intestinal, previene las infecciones, regula los niveles de azúcar en sangre, desintoxica el organismo

Viendo todos estos beneficios, no cabe duda de que incluir esta planta en nuestra dieta es una magnífica decisión, pero los cocineros primerizos se encontrarán con que hay varios tipos de cebolla, lo que puede llegar a ser algo confuso, por lo que a continuación detallamos para qué se utiliza cada una.

  • Cebolla dulce: El mejor uso que se le puede dar a esta variedad es para freír. Perfecta con aros de cebolla, gratinados y verduras asadas.
  • Cebolla roja: Este tipo es el idóneo para comerla cruda. Es la que debemos utilizar para el guacamole, las ensaladas y los sándwiches.
  • Cebolla blanca: La más crujiente y sabrosa. Ideal para salsas y sofritos.
  • Cebolla amarilla: Considerada por muchos como la mejor cebolla para cocinar, sus usos principales son carnes asadas o estofadas, guisos, salsas y sopas.
  • Chalota: Deliciosa en guarniciones y vinagretas, esta variedad de sabor más sutil y suave la reconoceremos porque es la más pequeña de todas.

Muy recomendable para las dietas de adelgazamiento, así como para cualquier tipo de dieta (ya que está compuesta mayormente por agua), la cebolla es un alimento que además de contar con múltiples ventajas para la salud es realmente versátil.

Esperamos que este artículo os haya servido para conocer mejor las diferentes variedades de cebolla y los mejores usos para cada una de ellas, para que así les podáis el máximo provecho en la cocina.

Más información – Cómo preparar una bebida purificadora casera


Escribe un comentario