Causas de Obesidad

02

La mayoría de la gente ya sabe que el comer demasiado y no hacer ejercicio puede ser la causa principal de la obesidad, sin embargo resulta que no son los únicos factores determinantes de ésta condición insalubre, ya que existen otras causas motivadoras del aumento de peso, como por ejemplo; estar en un cuarto con aire acondicionado constantemente, madres que trabajan e incluso la gripe puede causar sobrepeso.

Por lo tanto hay muchas cosas inesperadas que podrían contribuir obesidad entre las cuales podemos mencionar:

1. Virus de la gripe

Con base en los hallazgos publicados en la revista Pediatrics, los niños que están expuestos a un virus de la gripe en particular (generalmente llamado adenovirus 36) tienen más probabilidades de ser obesos que aquellos no expuestos. En un estudio realizado sobre 124 niños, casi el 80 por ciento llegaron a ser obesos en un promedio de 50 libras más, que los niños que no expuestos al virus.

2. Aire acondicionado

En un artículo de 2006 del International Journal of Obesity, se dijo que cuando las personas están en condiciones agradables de temperatura constantemente, su cuerpo no funciona reequilibrándose naturalmente ante la temperatura ambiente, que por lo general es fluctuante con respecto al frío o el calor. Como resultado de esta situación se queman menos calorías, ya que el metabolismo se mantiene estable.

En el sur de Estados Unidos donde existe un alto nivel de personas obesas, el porcentaje de hogares con aire acondicionado es muy elevado, ya que en 1978 sólo el 37 por ciento de los hogares tenían aire acondicionado, pero en 1997 llegaron al 70 por ciento.

3. Madres que trabajan

Los niños con madres que trabajan tienen más probabilidades de ser obesos que los niños que viven con su madre en casa, según la University College de Londres donde se estudiaron 8.552 niños en 1965 y se comparó su peso en 1991, se encontró en aquellos cuyas madres tenían trabajo, más probabilidades de ser obesos, comparados con los niños que la tenían a su lado todo el tiempo.

Imagen: flickr


Escribe un comentario