Castaño de indias y rusco para los trastornos circulatorios

Piernas

Muchas personas padecen trastornos circulatorios, desde calambres hasta varices, pasando por las hemorroides. Por suerte, existen remedios naturales de probada eficacia para aliviar todos y cada uno de ellos.

El castaño de indias es un tónico venoso que disminuye la viscosidad de la sangre, lo que reduce el diámetro de las venas. Esto lo convierte en un interesante remedio contra las varices, la cuperosis, las hemorroides y las piernas hinchadas.

Las personas que sufren algunos de estos problemas pueden encontrar el castaño de indias –un árbol que puede alcanzar los 30 metros de altura– en herboristerías y farmacias, pero tranquilos, está en forma cápsulas que, normalmente, hay que tomar durante el desayuno, la comida y la cena.

El rusco es otro remedio natural que sirve para tratar varios trastornos circulatorios, como las hemorroides, la insuficiencia venosa y las varices. En este caso se trata de un arbusto con flores pequeñas originario de Europa y Asia.

Presenta componentes vasoconstrictores y antiinflamatorios, lo que también puede reducir la celulitis en las personas que la padecen. En general, mejora la circulación y ayuda a deshinchar el vientre, ya también presenta propiedades diuréticas. Cabe señalar que está contraindicado durante el embarazo la lactancia.

Al igual que el castaño de indias, el rusco también se vende en forma de cápsulas, las cuales se toman en cada comida: desayuno, comida y cena.


Escribe un comentario