Cascaras de banana para purificar el agua

02

La ciencia ha demostrado que las cáscaras de plátano pueden absorber la contaminación por metales pesados ​​del agua de los ríos.

Considerándose dichos metales el plomo y el cobre que se introducen a los canales por una variedad de fuentes, agrícola y desechos industriales, pudiendo contaminar los suelos y generar por lo tanto riesgos para la salud a los seres humanos y otras especies, por ejemplo el plomo se sabe que afecta al cerebro y al sistema nervioso.

Tradicionalmente los ingenieros de calidad del agua han utilizado sílice, celulosa y el óxido de aluminio para extraer los metales pesados ​​del agua, pero estas estrategias son de costos elevados y potencialmente tiene efectos secundarios tóxicos, ya que trabajan como extractores debido a la presencia de ácidos, los cuales atraen a los iones del metal.

Las cascaras de banano por el contrario parecen ser una solución segura, ya que superan a la competencia, dice Gustavo Castro investigador del Instituto de Biociencias en Botucatu, Brasil y coautor de un nuevo estudio sobre el uso de la cáscara de la fruta.

Para el estudio, Castro y su equipo tomaron tierra seca y las cáscaras de plátano, luego los combinaron en frascos de agua con concentraciones conocidas de metales y también filtros de agua construidos a parte de las cáscaras dejando fluir el agua a través de ellos.

En ambos casos, “el metal fue extraído del agua y se mantuvo pegada a la cáscara del plátano“, Castro agregó que la capacidad de extracción de cáscaras de plátano es superior a la de otros materiales utilizados para eliminar los metales pesados y no tiene efectos secundarios.

El trabajo previo ha demostrado que otras plantas, incluyendo la manzana y los desechos de caña de azúcar, fibras de coco y cáscaras de maní, también puede eliminar las toxinas potenciales de agua.


Un comentario

  1.   JOHN ANGAMARCA dijo

    MUY INTERESANTE SU PUBLICACION

Escribe un comentario