Carencia de hierro, un problema frecuente en las mujeres

 Hierro

Los complementos alimenticios a base de hierro son de venta libre, y se consumen con bastante frecuencia. Hay que decir que la carencia de hierro es un problema frecuente, incluso en países industrializados, donde la alimentación es de buena calidad.

Las mujeres suelen ser las más afectadas: 13,5% de las mujeres tienen problemas de hierro, según un estudio fechado en 2006. Y la cosa parece lógica, puesto que durante la mayor parte de su vida, las mujeres sufren todos los meses pérdidas de sangre que les hace bajar sus reservas de hierro.

Si los complementos alimenticios a base de hierro se consumen mucho, no podemos olvidarnos de que a veces conllevan ciertos efectos secundarios. Un suplemento de hierro puede provocar náuseas, incluso vómitos. De manera más puntual, ingerir hierro puede modificar el color de las heces, que se vuelven bastante oscuras. La cosa no reviste gravedad, pero sin embargo puede inquietar.

Estos efectos secundarios son difíciles de controlar. Cuando la ingesta de hierro es necesaria, pero se lleva mal, el uso de laxantes suaves puede aminorar el estreñimiento que suele provocar.

Más información – Los principales nutrientes de la comida


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario