Cambios de estacion, alergias y dieta

image En el cambio de estación el polen aumentará a lo largo de la lectura de este mes y lo que usted come puede ayudarle a lidiar con los cambios climáticos previniendo uno de los males más comunes; “las alergias”.

La fiebre del heno es una reacción alérgica a las proteínas del polen y se manifiesta como una inflamación del revestimiento húmedo de los ojos, nariz y los conductos bronquiales.

Las quemaduras solares son también un tipo de inflamación, ya que la piel se enrojece en reacción a los rayos ultravioleta, pero una dieta de carácter anti-inflamatorio pueden ayudar a

cualquiera que sufra por el polen o el exceso de tomar el sol con entusiasmo en el fin de semana, así como aquellos que sufren de otros trastornos inflamatorios crónicos como la artritis, la psoriasis, el asma, el eczema e incluso dolor menstrual.

El trigo y los productos lácteos a veces pueden causar inflamación en el cuerpo, por ejemplo en el caso del trigo actualmente es  tan excesivamente procesado que carece de valor nutritivo y de fibra, por lo tanto si se come un cereal de trigo para el desayuno, un sándwich para almorzar y disfruta de un tazón de pasta en la noche, esto representa un exceso, que puede alterar el equilibrio del cuerpo.

Una buena forma de reemplazar los productos de trigo, es con granos como la cebada, la avena y el mijo que se cocina de la misma forma que la pasta de trigo y representan opciones integrales saludables, que evitan las inflamaciones o alergias.

Los productos lácteos pueden irritar el revestimiento del intestino y como el trigo, pueden ser generadores de ácido.


Escribe un comentario