Calor, el analgesico más antiguo

image Científicos británicos descubrieron porqué el calor tiene un efecto similar a un analgésico y es por que el calor "desactiva" el dolor a nivel molecular.

Los investigadores de la Universidad de Londres utilizaron tecnología de ADN para seguir un control de los receptores de calor y dolor dentro de las células.

Descubrieron que las temperaturas mayores a 40º centígrados "encienden" receptores internos que bloquean el efecto de los mensajeros químicos que causan que el organismo detecte el dolor.

"Y aunque los procesos implicados en el dolor son muy complejos, el estudio demuestra que el calor probablemente tiene otros mecanismos asociados", pero los científicos a partir del estudio evalúan que podría ayudar a desarrollar mejores tratamientos contra el dolor.

El doctor Brian King, quien dirigió la investigación del Departamento de Fisiología de la Universidad de Londres, indica que "los datos moleculares demuestran que el calor puede aliviar el dolor hasta por una hora".


Escribe un comentario