Café: sólo una taza

El café y sus efectos

El café es una de las bebidas más consumidas alrededor del mundo, sin embargo tomar dos o más tazas al día puede ocasionar algunos problemas de salud, pues es importante recordar que el café más que ser un alimento, es una droga.

El principal componente de esta bebida es la cafeína, la cual es un estimulante que crea la falsa sensación de un exceso de energía, con lo que puedes saltarte algunas horas de sueño; además el sueño de las horas que sí duermas será menos profundo que cuando no ingieres cafeína.

La falta de sueño y/o el sueño poco profundo ocasionan envejecimiento prematuro, aumentan el riesgo de sufrir ciertas enfermedades y provocan comer en exceso. Esto es importante pues si te encuentras a dieta o en proceso de bajar tu peso, más de dos tazas de café al día pueden ser contraproducentes.

Aquellos que toman demasiado café se sienten motivados a comer más pues confunden los efectos del café con síntomas de hambre ya que, al ingerir comida, la sensación de la cafeína desaparece.

Una opción puede ser el café que es descafeinado, sin embargo éste también puede ser nocivo pues ha sido asociado, al igual que el café regular, a un aumento de colesterol y a la artritis reumatoide (en este último caso debido probablemente a los aditivos necesarios para remover la cafeína).

Por todo lo anterior te recomendamos que si te gusta mucho tomar café, trates de reducir su consumo a una taza al día y que no lo bebas después de la tarde o noche. También es importante comentar que si bebes varias tazas al día y las reduces a una sola, podrías experimentar dolores de cabeza por la desintoxicación de cafeína, pero al cabo de 4 ó 5 días desaparecerán.


Escribe un comentario