Beneficios saludables de la Avena

02

La fibra soluble contenida en la avena proporciona una liberación sostenida de glucosa en el torrente sanguíneo, por lo cual regula los niveles de azúcar en sangre, alejando la posibilidad de desarrollar diabetes, así como controlarla cuando ya se encuentra instalada, pero además la avena es el único cereal que contiene “saponina” un sustancia similar a las hormonas, que ayuda al páncreas en la regulación de la producción de insulina.

La fibra soluble e insoluble de la avena ayuda a la digestión y puede prevenir las hemorroides, la diverticulitis e incluso el cáncer colo-rectal. De hecho la fibra y otros nutrientes que se encuentran en la harina de avena pueden realmente reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer.

La prevención de la obesidad y la intolerancia al gluten

La fibra soluble de la avena puede absorber una cantidad considerable de agua, lo cual ayuda a facilitar el proceso digestivo y brinda una sensación de saciedad por más tiempo, ayudándole a mantener un peso corporal saludable. La avena también merece especial atención para las personas que son intolerantes al gluten (celiacos), ya que el gluten es una proteína que no se encuentra en la avena, pero si en el trigo, el centeno, la cebada y otros granos similares.

Según un estudio publicado en Nueva Inglaterra, los pacientes con intolerancia al gluten pueden comer harina de avena sin efectos secundarios, ya que sus proteínas son diferentes a las del gluten, por lo que la avena más fácil de digerir.

Agregar a su dieta los beneficios de la avena es simple, saludable y delicioso, tanto para un buen desayuno como para enriquecer distintas preparaciones culinarias, incluidas masas y salsas, recomendándose consumir la avena que no es instantánea o sea la común, que debe dejarse en remojo durante la noche para elaborarla al día siguiente, en un rico desayuno con miel, canela o cacao.

La canela también ayuda a reducir el colesterol malo o LDL y reduce los niveles de azúcar en la sangre, combatiendo la diabetes.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario