Beneficios de la alimentación viva

 Zanahorias

Si bien es verdad que la alimentación viva existe desde hace mucho, es hoy en día cuando más de moda está. Cada vez son más las personas que la adoptan con la esperanza de mejorar su salud. Pero otras muchas se convierten por razones éticas, como una forma de oponerse a la industrialización masiva del mundo agroalimentario. Veamos las ventajas de este modo de vida.

La alimentación viva, también llamada crudivorismo, consiste en no comer más que alimentos crudos. Los alimentos son preferentemente biológicos y no transformados, y los que son de origen vegetal: verduras, frutas, nueces, semillas, brotes germinados, etc. Si ciertas variantes del régimen incluyen alimentos de origen animal, la mayoría de los adeptos optan por la versión vegetariana, desprovista de alimentos del reino animal (leche, huevos, queso, carne, etc.).

La alimentación viva, gracias a los alimentos muy nutritivos que la componen, presenta muchas ventajas para la salud. Su riqueza en verduras y en frutas reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de diabetes y de cáncer. Puesto que se consumen crudos, estos alimentos son ricos en vitaminas y minerales. Los otros alimentos del régimen crudívoro (nueces, semillas, brotes germinados, etc.) son también muy beneficiosos, a pesar de que la población omnívora no los aprecie tanto.

El régimen crudívoro es rico en fibras y en antioxidantes, con una tasa baja de grasas saturadas. Esta alimentación permite una reducción del colesterol y de los triglicéridos en sangre.

La densidad energética de los alimentos crudos es débil, por eso el régimen favorece la saciedad y permite un mejor control del peso. De hecho, la mayoría de personas que adoptan este modo de vida sufren una pérdida de peso significativa.


Categorías

Consejos

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   aura cristina gonzalez dijo

    es rico en fibras y en antioxidantes, con una tasa baja de grasas saturadas. Esta alimentación permite una reducción del colesterol y de los triglicéridos en sangre

Escribe un comentario