Belleza y consejos sobre maquillaje

Base de maquillaje

Sentirnos bien con nosotras mismas es indispensable para favorecer una buena actitud hacia todos los ámbitos de nuestra vida: relaciones, trabajo, nuestra propia estima e incluso la salud y la dieta.

Algo básico es utilizar el maquillaje adecuado -algo que toda mujer usa- y, para que resulte espectacular e impecable, la selección y aplicación de la base del mismo debe ser la correcta.

Errores comunes en este aspecto es aplicar bases de diferentes colores para dar una apariencia más bronceada o blanca según sea el caso; sin embargo esto le resta belleza al rostro. Asimismo, el tipo de base varía de acuerdo al tipo de piel, por ejemplo, para:

  • Piel seca.- Se requieren fórmulas cremosas, ricas e hidratantes; una buena opción son las bases fluidas en crema, pues dejan un aspecto satinado.
  • Piel mixta.- Se recomiendan fórmulas equilibradas que absorban la grasa en la zona T (frente, nariz y barbilla) y que hidraten el resto del cutis.
  • Piel grasa.- Se necesitan bases libres de grasa, con activos que maticen y controlen el brillo excesivo; por lo general contienen microesferas que atrapan el sebo natural dando un aspecto más fresco.
  • Piel con impurezas.- Se sugieren fórmulas no grasas ni comedogénicas que controlen el brillo, regulen la secreción sebácea y ofrezcan un aspecto mate.

Otros consejos importantes:

  1. La aplicación debe ser mayor en nariz y barbilla y menor en mejillas.
  2. Utilizar esponjas en forma de triángulo, pues permiten mejores acabados en zonas como el lagrimal y la nariz.
  3. Hay que aplicar la base también en el cuello.
  4. Si el maquillaje es de noche, se puede realizar una aplicación más intensa.
  5. Se puede tener 3 colores de base: claro como corrector, medio para el uso diario y más oscuro para el verano.

Fuente: Beauty. Estética y Bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario