Bebida energizante casera

Ginseng

Nuestra primera oferta es una bebida caliente, una bebida energizante a base de ginseng o de ginko biloba. El ginseng es una raíz que se utiliza desde hace siglos en Oriente por sus muchas propiedades beneficiosas, y una de las más conocidas es la de aumentar la energía. Lo mismo ocurre con el ginkgo biloba, que posee igualmente propiedades para aumentar la energía y la concentración.

Para preparar esta bebida energizante casera, es necesaria una cacerola. Se vierte medio litro de agua y 4 sobres de infusión de ginseng o de ginko biloba. Si se tiene en forma de hierba, se vierten cuatro pequeñas cucharadas. Luego se añaden dos cucharadas de azúcar, miel o edulcorante, y dos bolsitas de té. Todo se pone a hervir durante varios minutos. Luego se filtra y finalmente se añade media taza de zumo de limón.

Otra alternativa ideal para los días fríos es incluir una pera, apio, col y jengibre. Se trata de 4 alimentos ricos en vitaminas, azúcar y nutrientes que ayudan a aumentar la energía de forma notable. Se deben reunir estos ingredientes a partes iguales en una batidora con un poco de agua hasta obtener una bebida energizante. Se puede beber enseguida o ponerla en la nevera para obtener una bebida refrescante.

Si queréis comenzar el día con energía, ofrecemos una bebida energizante a base de almendras y de plátano. El alto contenido en fibras y grasas buenas de la almendra ayuda a sentidos saciados, mientras que el potasio del plátano favorece la buena salud de los músculos y su alto contenido en azúcar ofrece energía.

Para preparar esta bebida se colocan 30 gramos de almendras peladas en la batidora, un plátano, un yogur natural, un vaso de leche de almendras, dos hojas de col verde y algunos granos de lino. Así se obtiene un pequeño desayuno sano y enérgico que se puede acompañar con una rebanada de pan integral.

Si preferís comenzar el día con algo dulce, entonces lo ideal es una bebida energizante a base de fresas. Se añade a la batidora media taza de fresas, dos cucharadas de miel, un poco de leche, un melocotón en trozos y el zumo de medio limón. Todo se mezcla bien.

Esto se puede preparar por la noche antes de irse a la cama y dejarlo reposar en la nevera. Si se prepara en el momento se pueden añadir dos hielos para convertirlo en una bebida refrescante.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario